Cultura Portada

El Test, pasa con altas notas en Bellas Artes

El montaje es un planteamiento sobre el eterno tema del amor y el concepto de la fidelidad que encuentra en la provocación de la oferta económica, un pretexto.

Jose Rafael Sosa

El éxito de El Test ha sido el vencer el olor tan comercial en su promoción, y diferenciarse como un montaje teatral de grandes aciertos que muestra el poder mágico de lo bien logrado en escena.  Es arte comprometido, sobre todo, con compensar al público con una entrega lúdica, de alegría y enseñanzas.

Este trabajo es resultado de una combinación de una exquisita escenografía, fina en su diseño y muti-funcional al emplazar cinco ambientes en un solo espacio un delicioso ritmo interpretativo, una dirección experimentada y un texto tan chispeante como inteligente.

Elenco, directora, escenografía y productor agradecen aplausos

El teatro tiene razones suficientes para disfrutar el sabor del proceso que ha vivido y en sus montajes de este año y que apunta a la elevación de su calidad integral, con nuevas figuras de relevo, la consistencia de las carreras conocidas, fortalecido su arraigo a golpe de intensidad dramática, y el despliegue continuo de capacidades artísticas y  expresiones mejoradas en lo técnico.

El Test, texto llegado desde España por la pluma de uno de los rostros de su nueva dramaturgia, del barcelonés Jordi Vallejo, actor y guionista de televisión venido a dramaturgo, , es el primer éxito del montaje, por la construcción de sus  contradicciones de concepto, con las que se expone la validez de un planteamiento: esperar la mejor de las opciones que la vida depara o el sentido utilitario de lo inmediato. La obra ha sido un éxito en capital latinoamericanas y en Madrid. Y no es para menos. Es un texto pensado y expresado con la fuerza de una capacidad pensada y cuidada.

En apariencia, la trama es el cuestionamiento a la paciencia y  la provocación que crea en los seres humanos la ambición y el sentido práctico. En realidad, es un planteamiento sobre el eterno tema del amor y el concepto de la fidelidad que encuentra en la provocación de la oferta económica, un pretexto.

Un teatro de la comicidad pensada en las cuales son factores que le otorgan un sitial en el quehacer teatral de este 2018.

El segundo factor de éxito es el ritmo que logran Joseguillermo Cortines, Naslha Bogaert, Pepe Sierra y Karina Larrauri que no da respiro. Gracias a una dramaturgia cuidada como pieza de joyería, nada sobra, no hay nada prescindible. Precisión textual y agudeza interpretativa, hacen reír y provocan el pensar.

Cortines es el personaje eje de la historia, volviendo a demostrar que es más que una imagen masculina impecable, en los patrones del mercadeo de los medios. Es bueno, versátil y responsable con el compromiso.

Naslha Bogaert interpreta la ecologista fundamentalista que resulta doblada por las circunstancias.

Pepe Sierra vuelve a ratificar su dominio de la gracia y el ritmo que no deja espacios para desviar la atención y Karina Larrauri hace de la incómoda psicología, adversa a casi todo.

Con la banda sonora, muy “new age” no conectamos. Era sólo referencia al personaje de Naslha.

La dirección de María Castillo  impone sus giros al histrionismo del texto y trasciende el sabor tan comercial del montaje, logrando una química actoral que genera una corriente que arrastra a la carcajada y al disfrute colectivo.

FICHA TÉCNICA

El Test

Autor: Jordi Vallejo, (Barcelona, España)

Dirección y banda sonora: María Castillo

Producción: Raúl Méndez

Escenografía: Fidel López

Diseno lumínico: Bienvenido Miranda

Maquillaje y peinados: Ken Makeup

Talentos: Nasla Bogaert, Joseguillermo Cortines, Karina Larrauri y Pepe Sierra.

Los protagonistas de El Test logran una actuación conjunta rica en matices con un ritmo fuera de serie.

El elenco, la directora María Castillo, el escenógrafo Fidel López y el productor, el ya dominico-boricua Raúl  Méndez, reciben el aplauso final del público.

Vallejo es fundamentalmente guionista de cine y televisión. Estudió guión en la Escuela Superior de Cines y Audiovisuales de Cataluña.El texto ganó el premio Fray Luis de León de Castilla-León.

El test sigue la estela de las comedias de Galcerán, aunque no tiene el complejo y arriesgado nivel que el barcelonés alcanza en la construcción de sus obras. 

Se sirve de un asunto tan trivial como el valor que le damos al dinero para desenmascarar a los personajes y mostrarnos un pedazo de nuestra cotidianidad y, de paso, hablar de los “temas” y tabúes que caracterizan a nuestra sociedad.

Desde la primera escena nos plantea el incidente que va a desencadenar la acción: ¿aceptarías 100.000 € ahora o un millón dentro de diez años?

La obra se sostiene básicamente en los diálogos y en el perfil de los personajes, que nos resultan familiares. 

Anuncios

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.