Cultura Portada

Álvarez y Pichardo se lucen en Déjame caer en tentación

Innecesariamente  se presentan más cuerpos perfectos de los necesarios y un exceso de carnes a la vista, porque  siempre habrá un público que lo exija y unos productores dispuestos a complacer caprichos y reclamos de boletería

José Rafael Sosa

Déjame caer en tentación se   resuelve en un existencialmente válido mensaje sobre la insatisfacción humana de lo que se tiene, un elenco seleccionado en general por su trascendencia en los medios con actuaciones que se extreman entre lo regularcito hasta lo notoriamente histriónico, que genera oleadas de carcajadas por sus situaciones de contrastes y desajustes, ratificando la calidad estándar del teatro que se puede hacer comercialmente.

Los recursos técnicos, y en especial escenografía y vestuario, resaltan con dignidad en la propuesta que ha impulsado, cargada de fe, Luz García. Omar Martí ratifica que es uno de los más importantes conceptualizadores de diseño.

El apartamento que crea Martí ofrece transmite clase, notable dinámica de los espacios y una distribución certera de sus plataformas de actuación.

Anthony Álvarez y Juan Carlos Pichardo resaltan en Bellas Artes con sus papeles en una pieza de alta comicidad que no reniega de su carácter comercial.

Todo el elenco al final del montaje

Actoralmente destacan Juan Carlos Pichardo, (Ramón) personaje pivote por el cual se hilvana una divertida trama (de la cual no pudimos saber su autor), y que sin dudas destila chispa e inteligencia, explorador de los linderos del deseo y la insatisfacción humana.

Pichardo honra la herencia actoral que recibió de su padre, y despliega una versatilidad que le diferencia mucho en el elenco. Conoce el truco de llegar el ánimo del público, sabe dar la inflexión de voz precisa en el momento dado, para lo que se apoya en las situaciones que crea el libreto.

Anthony Álvarez (Diógenes), en un diabólico papel que dibuja con la gracia de la farsa que da el punto precio y la experiencia que atesora desde su singular y respetable carrera actoral. Es lo mejor de la pieza, que le recomendamos con entusiasmo, si desea un teatro que haga reír y pensar.  

Ficha Técnica:

Título: Déjame caer en tentación

Género: Comedia de situaciones

Texto: Adaptación Libre/AD

Producción: Luz García

Director: Jose Roberto Diaz García

Escenografía: Omar Martí

Diseño de Luces: Lillyana Diaz

Maquillaje: Nina Makeup

Peluquería: Yudelka Gutiérrez

Director Creativo: Jairo Bautista

Talentos:  Luz García, Juan Carlos Pichardo, Jhoel López, Caroline Aquino, Liza Blanco y Sócrates Alba

Sinopsis
Ramón y Adela son un matrimonio estable y feliz, un día él siente la necesidad de buscar nuevas experiencias. Ramón intenta convencer a Adela que lo acompañe a buscar nuevos rumbos en su matrimonio y no recibe apoyo. Se verá obligado a emprender situaciones que lo llevarán hacia eventos inesperados.

 

Anuncios

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.