Internacionales Portada

Nueve detenidos en una operación antiterrorista en Catalunya

Los Mossos d’Esquadra han detenido este martes a nueve personas, cuatro de ellos acusados de formar parte de la organización terrorista DAESH. Si bien en este momento de la investigación no hay elementos para determinar que los arrestados tuvieran intención de atentar en España, sí habría indicios de su relación con los autores de los atentados yihadistas en Bruselas el año pasado en el aeropuerto y el metro.

El trabajo policial empezó hace ocho meses con la llamada anónima de un ciudadano alertando de la presunta relación de unas personas con el tráfico de droga. Hasta hoy. Por el camino, la policía catalana compartió datos con la Policía Federal Belga y la de Marruecos hasta el punto de que varios de sus mandos en materia antiterrorista están hoy en Barcelona participando directamente en el operativo Apolo. También se ha trabajado estrechamente con el CNI y con la Policía Nacional.

 
 

Los nueve detenidos, jóvenes entre 31 y 39 años, según ha avanzado el major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, en Els Matins de TV3, tienen antecedentes por tráfico de drogas. Uno es de nacionalidad española y el resto marroquí. Cuatro de ellos, ha avanzado, serán acusados de su integración en las filas del DAESH y habrían participado en la preparación de recientes atentados en Europa, ha explicado advirtiendo de la importancia del resultado de los registros que se están realizando en doce inmuebles de Barcelona y el área metropolitana de Barcelona.

No eran simples yihadista que captaban a nuevos combatientes en las redes sociales

“A partir del material que encontremos se podría cambiar la acusación de alguno de ellos”, ha dicho. Para Trapero esta importante investigación es el “mejor ejemplo” de que la policía analiza absolutamente todos los datos que se reciben y que en ocasiones como esta puede tener como resultado la desarticulación de una peligrosa célula terrorista. El major ha querido aclarar que esta vez no se trata de personas que se dedicaban a enaltecer la yihad en las redes sociales o a captar nuevos combatientes. “Se trata de algo más”, ha dicho, advirtiendo en varias ocasiones de que no hay constancia, por el momento, de que los detenidos fueran a atentar en Catalunya.

En abril del 2015 los Mossos d’Esquadra desarticularon en Terrassa una célula yihadista que en ese momento buscaba objetivos en la ciudad de Barcelona para cometer un atentado. Los 14 detenidos estaban dispuestos a atentar. Nueve de los arrestados siguen en prisión preventiva y uno ya cumple incluso condena. Hasta esta madrugada, la operación Caronte era la investigación más importante contra el terrorismo yihadista que se había realizado en Catalunya. El dispositivo policial que la policía catalana está llevando a cabo desde las cuatro y media en varios municipios “da un paso más allá de Caronte”, han asegurado a este diario fuentes al corriente del operativo. Se trata de una operación policial contra una célula terrorista con ramificaciones internacionales y relacionada con el crimen organizado que no se limitaba a adiestrar combatientes en las redes sociales, ni a difundir las bondades de la yihad.

Gran despliegue policial en el área metropolitana de Barcelona
Gran despliegue policial en el área metropolitana de Barcelona (Xavier Gómez)

La operación está dirigida por el titular del juzgado central número seis de la Audiencia Nacional. Se ha puesto en marcha a las cuatro y media de la madrugada y están participando diferentes unidades especializadas de la policía catalana, dirigidas por la Comisaría General de Información. Los Mossos d’Esquadra han realizado siete registros en domicilios de la ciudad de Barcelona y el resto en Hospitalet, Cornellà, Santa Coloma de Gramenet, Ripollet y Masquefa. Durante la mañana se realizaron los registros en los inmuebles en los que han accedido, entre ellos en el número 40 de la calle Viladomat de Barcelona. Además, la policía de Marruecos también está registrando las viviendas de los familiares que tienen allí los detenidos.

Las investigaciones se iniciaron hace ocho meses a partir de informaciones obtenidas por la policía gracias a la colaboración ciudadana. Los Mossos comprobaron que los sospechosos tenían relaciones con otros investigados en Bélgica por pertenencia a organización terrorista. A partir de ese momento se coordinaron los trabajos con la Policía Federal Belga y se puso al día al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que también ha participado en la operación, junto con la Policía Nacional.

En los registros realizados esta mañana se han incautado al menos 3 armas, marihuana y numeroso material informático que ahora va a ser analizado. Se espera que los detenidos pasen a disposición de la Audiencia Nacional este mismo jueves. Se les imputan, entre otros, los delitos de integración en organización terrorista y criminal, tráfico de drogas, robo con violencia, tenencia de armas y blanqueo de capitales.

Se trata de la tercera operación antiterrorista que se realiza en Catalunya en lo que llevamos de año. El 22 de marzo detuvieron a dos hombres en Roda de Ter y el 5 de abril a una mujer en Terrassa, acusada de captar a jóvenes dispuestas a viajar a Siria para “parir” futuros combatientes.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam blocked by CleanTalk.