Moda Portada

Miss Universo comienza en Atlanta la elección de su nueva reina

Noventa mujeres de diferentes países y territorios participan en esta ocasión para ser la sucesora de la filipina Catriona Gray

Miss Universo 2019 comenzó este viernes en Atlanta (Georgia) los actos y rondas de competición previas para elegir el domingo a la aspirante que portará este año la corona mundial de este certamen de belleza.

Noventa mujeres de diferentes países y territorios participan en esta ocasión para ser la sucesora de la filipina Catriona Gray, que fue coronada en 2018 como Miss Universo.

Aunque la gran gala se celebrará el domingo, Miss Universo organiza en las jornadas previas una serie de eventos que sirven para evaluar y puntuar a las candidatas.

Así, el jueves tuvieron lugar unas entrevistas en las que el comité de selección pudo hablar con cada una de las concursantes.

Y el viernes, las jóvenes se subieron al escenario en un triple desfile de trajes de baño, vestidos de noche y conjuntos directamente inspirados en la historia, costumbres y tradiciones de sus países de origen.

El hotel Marriott Marquis de Atlanta acogió este evento al que acudieron cientos de personas como público portando banderas, carteles, gorros y camisetas con los colores de sus países.

Por ejemplo, se vieron a numerosos latinos de México, Colombia, Puerto Rico o Ecuador, y también a bastantes fans de países del sudeste asiático como Filipinas o Tailandia, donde estos certámenes de belleza son asimismo muy populares.

Pero, en general, todas las aspirantes contaron con el respaldo de los seguidores y se dejaron ver banderas de Albania, Noruega, Israel, Namibia e incluso Curazao, un pequeño territorio isleño que pertenece a los Países Bajos pero que este viernes sorprendió con una importante presencia de fans en Miss Universo.

Nick Teplitz condujo la gala junto a Catriona Gray, quien bromeó con que la pregunta que más le han hecho durante su año de reinado como Miss Universo fue cómo es posible andar bien con unos tacones tan altos.

La ceremonia comenzó con la presentación ante el micrófono de cada una de las aspirantes.

Posteriormente, las noventa jóvenes desfilaron en bikini, con tacones y con una gran tela en la espalda a modo de capa.

Esa larga tela resultó bastante problemática: las representantes de Francia y Malasia se tropezaron y acabaron en el suelo, aunque el público las animó entre aplausos y gritos para que se les pasara el susto.

Anuncios

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.