Actualidad Internacionales

Cuba, expulsan de la universidad a otro estudiante opositor

Después de un viaje a Estados Unidos, donde se reunió con congresistas cubanoamericanos y participó en un seminario sobre libertad religiosa, Félix Llerena, de 20 años, recibió una notificación de que no podría continuar estudiando magisterio.

El joven es promotor de la la campaña Cuba Decide —que pide la realización de un plebiscito independiente en Cuba— y uno de los coordinadores del Instituto Patmos, una organización “científica y cultural cristiana” cuyos miembros han criticado el gobierno. Pero el acoso “se incrementó a raíz de mi visita a Estados Unidos”, dijo Llerena a el Nuevo Herald.

La expulsión de Llerena sería la segunda en un mes de un estudiante opositor. La estudiante de periodismo Karla María Pérez González fue expulsada de la Universidad Central “Marta Abreu” de las Villas en abril de este año por pertenecer al movimiento opositor Somos+.

En un comunicado en que defendió su decisión, la universidad señaló que el ingreso a la carrera de periodismo en Cuba “exige responsabilidad y compromiso con los fines de la sociedad socialista y el servicio exclusivo al pueblo”.      

En el caso de Llerena, la profesora que le comunicó la decisión dijo que el alumno había agotado el por ciento de ausencias permitido, pero el joven cree que los motivos son políticos.

Según explicó, en Estados Unidos participó en eventos sobre la democracia en Cuba y visitó las oficinas de los legisladores cubanoamericanos Ileana Ros-Lehtinen y Marco Rubio. Un comunicado de Christian Solidarity Worldwide (CSW) —que condena la represión sufrida por el activista a su regreso a Cuba— indica que esa organización también coordinó reuniones de Llerena y otros activistas cubanos con funcionarios del Departamento de Estado y la Comisión para la Libertad de Religión Internacional (USCIRF). En las reuniones, los activistas presentaron un reporte elaborado por el Instituto Patmos sobre las violaciones a la libertad religiosa por parte de las autoridades en la isla.                   

Un hombre fue arrestado y golpeado violentamente el lunes por agentes de seguridad tras irrumpir en la marcha del 1 de mayo en La Habana ondeando una bandera de Estados Unidos.             

A su regreso el 27 de abril, el joven fue detenido varias horas en el aeropuerto de Santa Clara, en el centro de la isla. Las autoridades le confiscaron varias pertenencias y lo citaron al día siguiente a una unidad de la policía, donde lo acusaron de ser un “terrorista”.

 

El acoso a Llerena no es el único ejemplo de la represión del gobierno contra el Instituto Patmos. En abril, la Universidad Central también expulsó a la profesora Dalila Rodríguez González, hija de otro de los coordinadores de esa organización religiosa, Leonardo Rodríguez.

Un comunicado del Instituto se refirió a la “involución” del gobierno, que está “reiterando los errores de los años pasados”, cuando las personas con creencias religiosas, con ideas políticas diferentes o simplemente con familia en Estados Unidos no podían cursar estudios universitarios. A fines de la década del 1990, el entonces líder estudiantil Hassán Pérez Casabona promocionó la consigna “la universidad para los revolucionarios”, pero la idea no recibió demasiado apoyo del estudiantado.

Como parte de la sanción, Llerena no podrá volver a matricular en la educación superior en los próximos dos años. El joven estaba estudiando para ser maestro de Historia, “o como le llaman aquí a la carrera: licenciado en Marxismo Leninismo e Historia”, dijo.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam blocked by CleanTalk.